Mi nombre es Juliana Millán Guzmán soy del 76, el mismo año en que se instauro la dictadura en Argentina, que la falange española y los sindicalistas pudieron conformar un partido político luego de 36 años de dictadura, año en el que también murió Gonzalo Arango mientras Maradona debutaba en la primera división argentina. Soy hija de un par de soñadores de espacios, nieta de campesinos y artesanos, compañera de vida de un cocinero mexicano y madre de un dragón de cuatro años.

Estudié el pregrado de Antropología y la maestría de Ambiente y Desarrollo en la Universidad Nacional de Colombia UN e inicie el doctorado de Antropología en la Universidad Autónoma de México UNAM mis trabajos académicos han sido sobre la construcción cultural del espacio entre campesinos de Boyacá, el manejo del agua como bien común en un acueducto comunitario de los Cerros Orientales de Bogotá y los cambios culturales en los sistemas de abasto alimentario en comunidades maya de la península de Yucatán.

Hice parte del equipo de investigadores de la iniciativa Planeta Paz durante seis años construyendo en talleres, debates y mesas de trabajo los lineamientos de políticas públicas populares que se nacen y recrean día a día desde el trabajo de las organizaciones populares en barrios y veredas de varias regiones del país sobre temas alimentarios y propuestas de manejo ambiental desde los barrios populares. Luego de vivir dos años en México uno en el Distrito Federal y otro en la Península de Yucatán estudiando y conociendo las experiencias de organizaciones campesinas en la Sierra de Guerrero e indígenas en la Península de Yucatán, regresé para coordinar el trabajo de la región centro en el Observatorio Nacional de Paz de Planeta Paz; el mismo año en que el gobierno nacional y las FARC decidían sentarse a negociar su parte en el conflicto armado de este pais. En el año 2012 hice parte del gobierno distrital, coordinando la participación en el Sistema de Plazas de Mercado y a partir del 2013 entro al equipo de la Asociación de Trabajo Interdiciplinario ATI procurando el fortalecimiento de: redes locales de organizaciones juveniles y de mujeres entre municipios de la Provincia de Oriente de Cundinamarca y zonas peri-urbanas de la ciudad de Bogotá, redes regionales que vinculan a Bogotá con otros territorios de Cundinamarca y redes nacionales de comercio comunitario. Todo ello, buscando consolidar, construir y fortalecer sistemas regionales de abasto con criterios de Soberanía, Seguridad y Autonomías Alimentarias así como de Economía Social y Solidaria, tarea impulsada por la ATI junto con la cooperación de organizaciones internacionales hace ya más de nueve años.