Recuperando lo que tenemos, valoramos lo que la tierra nos da

 

“RECUPERANDO LO QUE TENEMOS…VALORAMOS LO QUE LA TIERRA NOS DA”

“Semillas que vienen de la tierra y a la tierra volverán,

les pido que llenen mi vida de abundancia y fertilidad.

Que en mi casa abunde el sustento, en mi corazón la alegría

y en mi familia la paz!  ¡Así es y así será!”

 

 

 

 

Con la participación de 25 personas del Colectivo de Campesinas Trabajadoras de Ubaque “Semillas de Paz y Vida”, Agricultores y Agricultoras de la Localidad de Usme, la delegada del Jardín Botánico e integrantes del equipo ATI, se dinamizó el primer Intercambio de Experiencias organizativas y productivas entre Usme – Ubaque, en el municipio de Ubaque – Cundinamarca, el 20 de julio de 2016, evento que contó con el apoyo de recursos de cooperación alemana Misereor y de cooperación belga Solsoc.

Durante el inicio de la jornada se dio a conocer una parte del territorio, como fue la Laguna Sagrada de Ubaque, en la cual se observó el paisaje, se pidió permiso por estar allí y se hizo el recorrido a pie alrededor de la laguna; fue un lugar al que por primera vez iban la mayoría de las personas participantes, por lo que se les compartió un poco la historia de este lugar, el simbolismo de los cerros Guayacundo y el Güinto.

 

 

En medio del frío y la lluvia durante el recorrido, las personas fueron entrando en calor para irse conociendo, compartir sus nombres, sus quehaceres alrededor de su trabajo cotidiano, así como un delicioso tinto caliente. Posteriormente, las mujeres del Colectivo de Ubaque invitaron a conocer una de las granjas donde adelantan el proyecto productivo de gallina feliz. Allí recibieron la explicación acerca de la cría de gallina donde cada mujer del colectivo está responsable de un numero de gallinas y la producción de huevo. Con la venta del huevo, reinvierten en insumos para sostener sus gallinas, dejan un porcentaje para un fondo del colectivo y reciben un reconocimiento por el trabajo desarrollado.

 

 

La otra parte de la jornada, se desarrolló en un salón cercano al pueblo en el cual se hicieron dinámicas de integración preparadas por las mujeres de Ubaque, se conversaron aspectos de la economía social y solidaria, se compartió un exquisito almuerzo y se dio realce al intercambio de semillas, espacio en el cual se compartieron aspectos de la agricultura urbana, la cual ha servido especialmente para el autoconsumo, aprovechando espacios de las casas, como los techos, las terrazas, las esquinas, las paredes, sembrando en botellas o llantas. Una de las agricultoras de Usme comenta: “desde nuestras experiencias, recuperando lo que tenemos, valoramos lo que la tierra nos da, con procesos limpios, cuidando el ambiente, la salud, logramos un fin educativo para nuestros hijos más pequeños y nietos.”

 

 

Diversidad de semillas se fueron cruzando en el momento del trueque; caléndula, linaza, quinua, manzanilla, borraja, paico, perejil, haba, maíz, calabaza, ahuyama, moringa, cubio amarillo, guatila, ajíes, rábanos, amapola, acelga, fueron las semillas invitadas a este buen vivir.